• July 6, 2020

Una Misión para morir

 Una Misión para morir

Jesus´s hand nailed

Una misión para morir

Hay una realidad que me parece contradictoria, es el hecho de que si nuestra fe habla del amor, del respeto, la caridad para con el necesitado; ¿porqué, quienes esto predican terminan convertidos en mártires?  

El señor Jesús en el mensaje del día de hoy prepara a sus Apóstoles para ese difícil momento en que no estará más con ellos, porque lo verán perderse entre las nubes del cielo: la Ascensión. 

Las palabras que le siguen a este anuncio no debieron ser fáciles: los matarán por causa de mi nombre. Es incomprensible que Cuando se predica la vida y el amor la paga sea la muerte

Mucha gente ha querido cambiar el mundo con sus ideas, con sus proyectos a pequeña escala, en su familia, quizá en su comunidad,  pero después de un poco de tiempo se acercan decepcionados al darse cuenta que han sido incomprendidos y que aquellas buenas acciones o buenas intenciones se ven mal interpretadas entonces abatidos sienten que no vale la pena seguir.

La verdad que en la vida es muy fácil llenarnos de ilusiones pero llevar adelante cualquier tarea con perseverancia es una misión para aquellos que estén dispuestos  a ser crucificados, por lo que hacen. El señor lo sabía, por eso preparó a sus discípulos y después de la Ascensión cumplió su promesa de enviarles El paráclito.

Pecado, Mal. Egoísmo, odio, rencor.  lo vemos a diario, lo experimentamos a diario, Y por supuesto También nosotros lo cometemos a diario, es parte de la realidad del mundo en que nos encontramos, es la razón por la que Jesucristo fue crucificado.  

Me hace pensar que se parece a un cáncer que es capaz de destruir un cuerpo sano en cuestión de días,  y entonces aquellas personas que amamos que solíamos ver fuertes, llenas de vigor, de un momento a otro las vemos a las puertas de la muerte con la piel pegada a sus huesos. Así es el mal, carcome, destruye, corroe, acaba, mata.

Es precisamente porque estamos en un mundo donde el mal ha echado raíces,  que la bondad es atacada; pero el mensaje del señor del día de hoy es un mensaje que nos invita a la perseverancia, a la confianza: no estaremos nunca solos él estará con nosotros y aún así si nos matan por su nombre, por su palabra estaremos con él arriba en el mismo lugar al que los apóstoles lo vieron desaparecer entre las nubes del cielo.

Con tan altos estándares en amor y fe que nuestra catolicidad nos han enseñado, ha sido tan difícil que el mundo encuentre a Cristo, escuche su palabra y viva en armonía, paz y felicidad imagínense usted lo que va a pasar en un mundo que simplemente ha tirado a  Dios a la basura, un mundo que se enarbola libre de cualquier atadura de religión porque eso es simplemente cosa superada.  

Imagínese usted:  si no es la Caridad la que mueve a las personas, si no es el amor a Dios el que mueve las acciones, ?qué vamos a esperar de este mundo entonces?.  recordando esas palabras del señor, sabemos que si queremos ser sus discípulos debemos estar dispuestos a dar la vida, dar la vida por lo que creemos justo por lo que creemos correcto, por lo que es correcto dar la vida cómo El la dio.

Me pregunto si no has sentido alguna vez que por hacer las cosas correctamente te miran como un estorbo, me pregunto si alguna vez te has dejado llevar por las acciones malas de los demás simplemente para no dejar de ser aceptado en el grupo y así tantas personas buenas inician un camino en el cual destruyen su honra su dignidad sus principios porque no fueron capaces de mantenerse firmes hasta el final.  

Es hora de pedirle al Señor que nos dé la gracia del Espíritu Santo para luchar con valentía como él nos enseñó.

Nos asusta que la iglesia sea perseguida, nos asusta que los templos sean incendiados, nos asusta ver mujeres desnudas entrando a los templos destruyéndolo todo, nos asusta ver gente levantando banderas de vivas al aborto, pero de seguro no nos hemos dado cuenta de que mientras existe el mal éstas banderas se levantarán y mientras exista el mal el cristianismo será atacado más y más ferozmente, mientras exista el mal, tu querido hermano y yo, debemos estar preparados para enfrentar la vida con nuestra propia vida.

emilioalfonso@gmail.com

http://pueblodefe.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *