• July 10, 2020

Un nuevo sentido de esperanza.

La Diócesis de Cheyenne nos da un comunicado:

El gobernador Gordon ha levantado restricciones sobre algunos negocios, “Está otorgado que la comunidad católica podamos regresar a una vida parroquial normal” Sin olvidar proteger a los más vulnerables, a las personas mayores y las personas enfermas.

Dado que muchos católicos y sacerdotes, corren el riesgo de sufrir grandes complicaciones de salud si contraen COVID-19, la Diócesis de Cheyenne continuará SUSPENDIENDO MISAS PÚBLICAS.

A partir del primero de mayo,

  • El Sacramento de Reconciliación: se celebrará con cita previa, utilizando 6 pies de distancia y cubre bocas.
  • La Unción de los Enfermos: Será con enfermedad grave o cirugía pendiente.

La Diócesis planea reanudar este el 15 de Mayo tentativamente misas, bautizos, matrimonios y funerales públicos para 10 personas MÁXIMO. Esto el 15 de Mayo.

Estos planes están sujetos a cambios.

Para volver a celebrar las misas públicas, será gradualmente y por fases. Con Pautas importantes de Salud a seguir para la protección del bien común y para minimizar la propagación continua del COVID-19, esto incluye:

  • Asistencia limitada
  • Distanciamiento Físico
  • Uso de Mascaras

Ya que hay riesgo de salud aun para todos los que hagan reuniones públicas, la regla seguirá vigente. Según como avancemos continuarán siguiendo las pautas estatales y se ajustarán según sea necesario.

Avanzan paso a paso a través de las tres fases de reapertura, debemos tener paciencia.

Sigamos Orando y los que podamos encerrados en casa, ya que sabemos que muchos tienen que salir para obtener el alimento, hagamos lo que está en nuestras manos siempre.

Dios les bendiga siempre.

Mar Cuellar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *