Meditaciones Peregrinas

San Benito Abad (2)

Como les comentaba en el video anterior, vamos a trabajar fondos oscuros y colores oscuros.  Yo tenía la idea de que los hábitos que usaba Benito eran color café o blanco,  traté de averiguar en una de otra fuente y al parecer el color Qué usaban en su época era el negro,  por eso tanto el hábito como todo el ambiente de la medalla que estamos haciendo será en un color gris oscuro,  igual como comentaba la semana pasada Al comienzo de su conversión la piel de Benito estaba quemada  por  el rigor del clima y el hecho de vivir a la intemperie. 

 uno de los deseos que nace en el corazón de las juventudes es ser original,  y vemos como muchas veces queriendo ser original nos convertimos en idiotas útiles de las modas,  pero la verdadera originalidad es escasa y difícil.  La gente que conoció a Benito inmediatamente descubrió la originalidad de su estilo de vida por eso algunos quisieron seguirlo con el mismo ímpetu, y lo nombraron superior de 12 pequeños conventos… Algunos no aguantaron sus exigencias y decidieron aplicarle algo que era muy común en esas épocas y aun en estos tiempos entre ex agentes de la KGB: envenenamiento, pero no les funcionó. la copa cayó hecha mil pedazos.

Un corazón joven y lleno de vigor, difícilmente se desprende de la pasión. Las tentaciones lo atormentaban, un remedio rápido sería un baño con agua fría, pero él prefirió algo más romántico. retozar entre un rosal.  ya se imaginaran las heridas y bueno asi las heridas acabaron los deseos

Algunos de sus monjes con el tiempo lograron la santidad, Mauro y plácido. En un monte alto y escarpado llamado monte casino fundó su convento, nada que ver con los casinos de las vegas o wendover eh!, su nombre viene porque en la base del monte   se encontraba el pueblito llamado cassino, por siglos fueron muy famosos. hay muchos milagros contados por la historia y que sucedieron en aquel lugar.

Sus discípulos eran muy obedientes tanto que una vez Plácido cayó en un lago y San Benito le pidió a Mauro lanzarse al agua para salvarlo.  yo no se porque no se lanzó Benito pero esos alumnos eran muy obedientes. Mauro se lanzó y sacó a Plácido. al final ninguno de los dos sabía nadar.  

O cuando aquella pared el convento cayó sobre uno de los monjes y fue recuperado sano y salvo sin un rasguño mientras Benito oraba intensamente,  o cuando obró el milagro de hacer que una piedra que impedía una construcción fuera movida con muy poca fuerza humana pero sobre todo fue movida por la fuerza de la fe. y eso que no han escuchado los dones misticos de san jose de cupertino.  

Un día en la vida de Benito iniciaba muy temprano en la madrugada con el rezo de los salmos, oración y meditación. Evitaba la carne,  y dedicaba muchas  horas al trabajo  manual.  de seguro que muchos en aquella época pensaban que el trabajo era cosa de esclavos,  de hecho para Benito era una manera también de alejar las tentaciones.  ayunaba constantemente,  atendía muchas personas que necesitaban consejo y ayuda y venían a visitarlo.

A veces, cuando escucho hablar de la regla de San Benito, las normas básicas de la vida de una comunidad de monjes, en lugar de ser complicadas son sencillas pero muy poderosas,  como poderosas son aquellas oraciones sencillas qué hacemos con fe y devoción.  sin embargo mucha gente se atolondra creyendo que entre más complicada sea su manera de orar o hacer las cosas más cerca están de Dios: 

Cosas sencillas como que después de la caridad la virtud primera es la humildad,  que el templo es un lugar de oración no de visitas de comadres,  que el don del verdadero Superior es la amabilidad,  y que aquel que se encarga del manejo del dinero en la comunidad debe actuar sin humillar a nadie.

Trabajar y rezar y resumen,  estaba a cada uno de los monjes esforzarse en ser agradable en el trato a los demás,  en hacer de la comunidad una familia donde reinará el amor,  y algo que muchas veces nos queda difícil Cuando somos mal hablados  evitar ser rústicos y vulgares porque recordaba las palabras de Ambrosio Aquel viejo Santo “portarse con Nobleza es una gran virtud”.

En realidad no es difícil,  es Cómo  llevar una rutina en el gimnasio una rutina sencilla,  lo difícil es estar dispuesto a ir al gimnasio cada día.  lo más importante en este caso es la constancia.

Benito era capaz de ver por la gracia de Dios el destino de los hombres. incluido el suyo propio,  cuando se acercaba el momento de su muerte mandó a los religiosos a cavar la tumba y aquella tarde del jueves santo, mientras celebraba el mandato del amor, Sintió desvanecerse, levanto los ojos al cielo repitió las palabras que decía a sus visitantes: hay que tener un deseo inmenso de ir al cielo,  desde aquel momento Benito entraba a celebrar la cena del banquete celestial.