Meditaciones Peregrinas

Recreando el viejo bus de madera (2)

Chiva Santandereana 2

 En el primer video y relato, recibimos el paquete con el auto lo cortamos e imprimimos las primeras partes hoy vamos a dedicarnos la impresión de las últimas partes y la pintura general dejándolo listo para armarlo.

Lo primero que haremos será usar una pintura gris qué se encarga de fijar los colores al material plastico,  Eso es todo un proceso que va evolucionando poco a poco cómo evolucionan los pueblos y así como Este modelo agarra forma y color así pasa con los asentamientos humanos,  llega una persona luego otra y nace un pueblo.

Como quisiera que todos esos nombres y esos rostros de los abuelos de mi infancia no se fueran nunca pero un día van a morir conmigo esos recuerdos la verdad yo creo que somos eternos:

Más eternos que esos viajes a gambita hace 40 años,  alguna vez le han preguntado a alguien cuánto demoraba un viaje a gambita desde la 45a,  hoy es sólo una fracción del tiempo que se gastaban en esa época,  me gusta viajar y hablar de viajes,  un viaje muy famoso y es el primero del que tengo conocimiento y Quizá el primero que haya sido registrado  históricamente a gámbita, exactamente 100 años antes  que existiera una carretera entre vado Real y gambita,  un tipo llamado Manuel ancizar,  comisionado el gobierno para recorrer la Nueva Granada en una expedición,  y llegó a gambita,  eso sí eran viajes largos,  venía de moniquira pasando por towi y Chitaraque,  después de su visita siguio para cunacua hoy Olival, lo siento amigos, no paso por vado real,  Aunque en cunacua no le fue muy bien,  10 horas se gastó desde gambita hasta lo que hoy es olivar.   que era vado real en ese momento?  nada Isa una linda tierra esperando una futura cosecha.

El comienzo de un pueblo es el final de otro y porque un día a alguien se le ocurrió que era mejor hacer un desvío de la carretera que de Bolívar salía a Guadalupe San José de suaita San Benito websa,  y mejor pasar por Bolívar y Santa Ana,  hoy existe vado real,  así como dejaron de existir tantos lugares que crecían al lado de la carretera que un día quedó abandonada.  hace unos 20 años cuando volví a San José de suaita Aún se podían ver los vestigios,  de aquella hermosa casona de bahareque,  que se encontraba justo en el cruce donde la gente decidía si seguía su camino hacia suaita o a San Benito.  era una casa grande hermosa colonial con un balcón que miraba a la carretera y que estoy seguro fue el descansadero y el lugar en que mucha gente espero las Chivas aquellos camiones convertidos en transporte público,  que con el sónar de La corneta avisaban que se acercaba el momento de partir.

 ¿Que la carretera haya pasado por valor real fue un golpe de suerte?  Yo no creo en eso yo creo que fue un designio mayor a nuestra comprensión, y justo entorno un par de fincas que fueron cortadas por la carretera nació un pueblo.

 No somos tan jóvenes para haber vivido esos orígenes  ni tan viejos para no haber escuchado esas historias,   y haber sido Cómplices de las historias de aquellos colonos que se nos han ido.  

Cuál ha sido la mejor época de mi pueblo. la época de mi infancia.   no sé si estés de acuerdo o no,  pero fueron años maravillosos,  quien no recuerda ese viejo legendario que nunca dormía,   la pasaba cantando día y noche y su canción decía algo así como:   Qué es un bocadillo tinto para llevar.  la panadería la orquídea el almacén o Marley Jalisco el parador de copetran,  la piscina de Juan j la tienda de los Castellanos o la de la señora alcira,  o mis primeros recuerdos   de esa vitrina vieja de la tiendita de mi abuela,  con ese inconfundible olor  del mejor  anti gorgojo,  y conservante de madera,  el acpm untado con un trapo viejo que no se supusiera en calzoncillos o medias rotas.

Esos recuerdos de la escuela y la tienda donde comprábamos los vikingos,  donde doña Carmen o Manuel puerta,  o aquella casita de improvisadas tablas .  dónde nos sentábamos a ver los partidos y con la adrenalina al 100,  cuando uno esos patojos,  o zurrones como diría mi tía,  nos quería estampillar contra el entablado.

Los domingos era una fiesta,  el mercado del pueblo, y la gente bajaba de gámbita a llevar su mercado,  a esperar hasta las 4:00 que luis guerrero cuadrara su camión y todos empezaran a acomodar  los costales mochilas giras del mercado,  para volver a casa  cuando el sol agonizaba.